Receta de mousse de brócoli

En este sitio web encontrarás comidas sanas de múltiples cocinas de todo el mundo: de españa, colombiana, argentina, mexicana, peruana, chilena, italiana, etc.

No hay nada más fácil que hacer una mousse de brócoli para comer esta deliciosa verdura. Un plato de dieta Dukan que se puede preparar para cualquier otro tipo de dieta.

ingredientes

  • 200 gr. De surimi
  • 500 g de brócoli
  • 500 gr. De tomates
  • 5 cucharadas de perejil
  • 1/2 ramo de estragón
  • 4 hojas de gelatina
  • 5 cucharadas de aceite de oliva
  • 20 cl. De nata líquida
  • 2 dientes de ajo
  • Debería
  • pimienta

preparación de mousse de brócoli

  • Lavar el brócoli con agua corriente y cortar los tallos en trozos pequeñitos para cocinar en una cacerola con agua hirviendo y dos cucharadas de sal durante unos 10 minutos. Pasado este tiempo agregue los floretes y cocine por otros 5 minutos.
  • Colar el brócoli, verterlo en agua fría y escurrir bien.
  • En un recipiente con agua muy fría, agrega la gelatina mientras hierve a fuego lento la crema en un cazo a potencia media por unos 10 minutos hasta que se reduzca a la mitad.
  • Vierta la gelatina en la crema y revuelva bien para mezclar.
  • Molerás el brócoli en una licuadora hasta convertirlo en puré.
  • Vierta la combinación de gelatina y crema en el puré y revuelva hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Sal y pimienta al gusto y vuelve a remover para que las especias se integren bien.
  • Ahora toma la forma o formas que vas a utilizar. Coloque el puré de brócoli en capas y espolvoree con el surimi. Otra capa de brócoli y otra capa de palitos de surimi. Cuando haya agotado todo el brócoli, guárdelo en el refrigerador durante tres horas.
  • Pues para los tomates, los cortarás a tu gusto y los mezclarás con el ajo (bien triturado), el perejil, el estragón y el aceite, revolviendo muy bien para hacer esta salsa que hará tu mousse cuando la sirvas mucho mejor sabor.
  • ¿Te agradó esta receta?

    En tantos restaurantes las raciones de alimento son excesivas, y tanto aumenta riesgos de obesidad pues instalamos a comernos todo el tiempo lo que nos están poniendo en el alimento.
    Si tu cocinas y sirves tu comida, es muy más fácil que controles las cantidades de lo que comes sin quedarte con apetito, evadiendo el riesgo de comer demasiado.[/wpts_spin]

    Receta de espaguetis a la carbonara al horno

    Receta de cupcakes de zanahoria

    Receta de buñuelos de bacalao

    Receta de bizcocho de avena thermomix

    Receta de daiquiri de sandia

    Zapallitos rellenos - 12 recetas fáciles